Un llamado a nuestros hermanos

1379560_1408274926089942_991108580_n

Autor: Anthon Keenan

En estos tiempos tan difíciles resulta complicado planificar las acciones que debemos tomar. Nosotros, estudiantes de diferentes ramas del conocimiento, donde la Ciencia y el Humanismo se unen en una sola voz por la libertad, llamamos a todos los venezolanos para formar parte de nuestra causa. No queremos una libertad de zoológico a la que nos acostumbramos, una libertad entre rejas, donde se nos hizo normal hacer colas por conseguir nuestros insumos básicos de subsistencia, donde se nos hizo normal correr por nuestras vidas tras salir a la oscuridad de la noche luego de una clase universitaria.

Estamos cansados de que se violenten nuestros derechos, estamos en un momento donde la vida ya no es un impedimento para salir a protestar, para vociferar que queremos un verdadero cambio. Poco nos importa la nacionalidad de un presidente cuando vemos que a diario el hampa asedia a nuestras familias y amigos, poco nos importa la memoria de un infame dictador al cual han tenido la desfachatez de llamar Supremo, cuando a diario las familias venezolanas tienen que trabajar duro para recibir una limosna. Se nos acabó la paciencia.

Ya no creemos en la libertad de zoológico que nos han querido imponer desde Cuba. Ya basta, nosotros somos herederos de una nación libre y liberadora. No podemos seguir el ejemplo del pueblo cubano, cuyo monarca sigue  haciendo y deshaciendo a placer. Dudamos que las intenciones de Bolívar hayan sido suplantar una monarquía para darles paso a los nuevos terratenientes del siglo XX y XXI. Tenemos que luchar hermanos, como la generación del 28 que no le tuvo miedo a Gómez. No podemos dejar en ridículo al padre de la patria, ya basta de que blasfemen en su nombre, démosle pues, el verdadero valor que merece.

Hoy nos encontramos ante un país en la ruina, donde la Guardia Nacional del Pueblo, no le hace honor a su nombre y se pone al servicio de los intereses del gobierno. Donde los funcionarios de esta dictadura se burlan en el rostro de las madres que claman justicia por sus hijos muertos, donde los lacayos del Castrocomunismo  insisten en pintarnos un panorama de fantasía. Marx dijo una vez “la religión es el opio de los pueblos”, esta frase se ha rebelado contra los dictadores comunistas, pues han convertido al chavismo en una religión que mantiene sedado a nuestro pueblo. ¡DESPIERTEN!

No podemos atacar al nuestro hermanos que se mantienen sedados bajo el opio chavista, tenemos que despertarlos, hacerles sentir que tenemos una causa justa, que no somos fascistas, porque no luchamos por el interés de un grupo, sino por el interés de todos y cada uno de los venezolanos, luchamos por una mejor educación, por seguridad, por insumos y condiciones dignas de vida, y no existe distinción en estas condiciones ni para oficialistas, ni para opositores. QUEREMOS LO MEJOR PARA TODOS LOS VENEZOLANOS.

No señalemos al hermano oficialista, hagámoslo parte de nuestra lucha. Venezuela no puede seguir fragmentada, porque lamentablemente, eso es lo que le ha facilitado a la dictadura su prolongación en el poder. Hacemos un llamado a los obreros, a los docentes, a los militares que creen en el juramento que le han hecho a la Patria, a las personas que sienten la necesidad de luchar por un país mejor, sin distingo de ideologías, a que formen parte de una sola voz, una voz que reclama JUSTICIA, PAZ Y LIBERTAD. Porque no es la oposición la que hoy lucha, es el pueblo venezolano el que ha dicho BASTA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s